El maldito cólico

Tengo una enorme lista de cosas que me cagan, pero en primerísimo lugar está el cólico, siempre sobre las filas, los zapatos apretados y los pendejos. Es algo que nunca he podido explicar del todo, creo que ni yo ni nadie, pero esta vez me voy a sentar plácidamente en mi oficina desordenada y pondré todo mi empeño para que tú, caballero confundido entiendas el INFIERNO que implica tener cólicos.

Primero, es un dolor que comienza como una amenaza punzante en tu vientre y puedes vivir con ello, puedes seguir con tu día, pero cuando menos lo piensas, cuando menos lo esperas, viene una cuchillada tan fuerte que podría hacer que te dobles a la mitad, pero como estás en medio de un lugar público y no quieres que NADIE se entere de tu condición disimulas, pero por supuesto es cuando viene el impertinente a preguntarte cosas del trabajo final y obviamente le contestas terrible, sólo quieres que te deje en paz para poder concentrarte en mantener la calma.

sin_1

Lo peor es cuando te gritan o te jalan, sientes que una parte de ti se desprende del resto de tu cuerpo, así que reacciones con más violencia de la necesaria, en realidad todo hace que el dolor aumente, los ruidos, los movimientos repentinos y hasta la brisa hace que te duela con mayor intensidad. De un momento a otro ya no sabes qué te duele más, porque todo se vuelve como opaco, como que deja de tener colores, olores y sensaciones, entonces te vuelves un zombie que sólo quiere retorcerse de dolor.

portada

Muchas veces hasta nos dan náuseas o dolor de cabeza, es horrible, sólo se lo deseo a las vendedoras que no te atienden de buena gana, no es cierto si es muy feo. Pero la aventura no termina allí, sino que  generalmente te dan unos bajones bien feos, primero quieres llorar y basta con que tu novio no escuche cuando le susurraste (hablamos más bajo de lo normal) para desatar un llanto incontrolable, sólo tienes ganas de seguir llorando por horas, en ese instante todos los momentos de tu vida hacen fila en tu cerebro para tener más y más material para berrear, y en cuanto termines te rías estúpidamente de lo que hiciste, porque además, viene el segundo trauma, tienes los malditos ojos hinchados y eso hará que todo ser viviente que se te cruce en el camino, te pregunte: “¿Lloraste?” -No cabrón- Y vuelves a llorar porque te acuerdas, es un laberinto sin fin.

lloro

Cuando las cosas se ponen realmente mal, hasta ahora hemos descrito el padecimiento leve, te puede dar vómito, fiebre o hasta desmayos, no debe ser frecuente o entonces sí estás en un problema, pero mis verdaderas condolencias para aquellos que conviven con la princesa vuelta fiera: llámese novio, mamá, hermanos.

Así lo ven ellos:

En palabras de un hombre, lo primero que experimentan es CONFUSIÓN, impotencia y coraje, para terminar con compadecer a la chica que tienen al lado, pues al no entender y no tener forma de arreglarlo, sólo se alejan, eso no siempre es lo que nosotras queremos, pero no les queda otra, la verdad los entiendo.

Aquí unas declaraciones de nuestros amigos, hombres, si ustedes tienen una opinión al respecto compartan conmigo su postura, no los juzgaremos, lo prometo.

  • Me quedo cabeza abajo, trato de no decir nada malo ni hacer nada malo tampoco, y lo que vaya a hacer o decir, lo pienso muy bien. Le doy su espacio y en cualquier momento en el que no esté loca, huyo, aprovecho para huir lo antes posible. Chico de 18 años acerca de su novia.
  • Primero le pregunto si está bien, digo “ay amor” y me quedo quieto y entro en otro estado de sigilo y una armadura de “no es personal” y ella al ver mi cara de preocupación como que se relaja. Me ofrezco para ir por una pastilla y que se le quite lo antes posible y me mentalizo a que eso va a durar 7 días. Chico de 28 años, acerca de su novia.
  • Me voy lejos, pero primero me aseguro de que tenga cerca sus medicamentos, la fruta o la comida que acostumbra en esos días y me tranquilizo para no tener pleitos. Hago todo lo de la casa, si está triste le llevo chocolate, helado y la dejo acostada todo el día. Si me manda de compras…. no sé qué comprar exactamente, marcas, tamaños o colores… así que llevo de todo y espero atinarle en algo. Chico de 34, acerca de su esposa.

Chicas, valoren a sus novios, pero si se portan mal tienen 7 días para hacerlos como quieran jajaja 😉 y niños por favor entiendan que no es personal, este es el precio de tener novia, amiga, hermana o hasta mamá,  y si ya no lo sufren, una de dos, ya están mayorcitas o mejor compren una cuna…

Anuncios

Un comentario en “El maldito cólico

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s