La aventura nos aguarda

El nombre de este blog se refiere a lo que viene, sí tiene que ver con Up! pero tiene más que ver con cómo veo la vida y cómo me gusta compartirla con quienes quiero, nos acercamos al final de la meta y con todas sus dificultades, lo voy a terminar, así como termino las series más difíciles en el gym: pujando.

La verdad esto es un preámbulo a lo que viene, un verdadero cierre a la aventura que nos aguardó al inicio del semestre, pero también a una invitación a que reflexionemos acerca de todo lo que hablamos aquí, no es la verdad absoluta, pero si vale la pena hacer ese ejercicio de crítica a lo que está mal hoy en día.

Desde los atrasos educativos, el deporte, la comida, los momentos especiales, las loqueras que hacemos las mujeres, nuestros demonios y todo eso que generalmente callamos y que es más común de lo que imaginamos. México es un país al que amas y odias en la misma medida y por las mismas razones: por su gente, su comida o sus ciudades, depende si te va bien o mal.

Yo tengo días en que lo odio con toda el alma, pero al siguiente día paso un momento increíble y lo amo con cada fibra de mi ser, ¡carajo! mi nombre es maya, no podría ser otra cosa si no mexicana, aquí aprendí a ver las cosas más claras, no es blanco ni negro tampoco, porque esto también representa un rasgo de mi cultura, de dónde vengo.

Mi propósito al inicio era hablar de la vida mexicana y terminé hablando de mi, de lo único mexicano que medio entiendo (a veces ni yo misma me comprendo) pero esto es lo que soy, esto es lo que somos: un amasijo de emociones, porque eso sí, los mexicanos sentimos y mucho… No hablo por todos, hablo por mí y es que

YO SOY LOS OTROS

No me gusta decir adiós

Pocas veces en mi vida me he despedido de verdad, generalmente evito esa parte porque siento muy feo, duele y en la medida de lo posible evito el dolor como evito a la muerte, literal.

Hace poco, cuando murió mi abuelo, con quien tenía una enorme y nostálgica conexión, no pude despedirme como tal, yo vivo la semana cerca del escuela y un día en casa de mis papás, pues justo el día que volvería a casa, mi abuelo se había ido. Cuando lo supe estaba lejos, frustrada y confundida, ¿Qué se supone que hagas cuando algo así pasa? ¿Qué se dice? ¿Cómo se actúa?

Soy de las personas que sabe qué hacer casi todo el tiempo, pero ese día no sabía qué hacer, estaba en la computadora cuando supe la noticia, el abuelo que tanto había querido, simplemente se fue, mientras yo pensaba en los trabajos finales de la escuela, nunca me sentí tan sola. Mi novio y mi mejor amiga estaban allí, no recuerdo algunas cosas de ese episodio, hasta que llegué a casa y pude verlo, igual de abrazable que siempre, con la diferencia de que ahora había algo diferente. Estaba, pero ya no estaba.

Me atrevo a decir todo esto porque incluso en ese momento no me despedí, la última vez que lo vi estaba bien, sonriente y feliz, debía volver a mi casa cerca del escuela para una semana de trabajos finales y exámenes, estuve a punto de salir y recordé que no me había despedido, regresé corriendo porque mi papá ya estaba en el carro y odia esperar, entonces le dije que lo quería, que lo vería la siguiente semana y que se portara bien, le di un beso y me fui… Le dije lo que quería, pero no dije adiós.

Generalmente acostumbro hacer las cosas así, digo que nos veremos después pero difícilmente puedo decir esa palabra, creo que se me hace más fácil así. Hoy soy una persona diferente a la chica frágil que ese día no sabía ni si quiera hacia dónde caminar. Recuerdo los momentos felices y ya no lloro como en ese entonces, en este blog he sacado muchos traumas y he podido hablar de cosas que de otra forma no habría podido, me siento satisfecha por convivir en este espacio, sin importar si me entienden o me aceptan, porque eso es lo maravilloso del internet, puedes decir algo sin pensar en qué dirán, como que aquí te puedes esconder un poquito y hablar como en realidad lo deseas.

Hoy estoy aquí para decir aquello que tanto me cuesta en persona, porque para eso está la pantalla y los miles de kilómetros de distancia que viaja esta información, para hacerme las cosas más fáciles, vengo a decir ADIÓS.

Estoy en un café internet de Teotihuacan, sucio y solitario para despedirme de mis lectores, de mi maestro, de mis seguidores y de la Xhail que soy cuando escribo aquí, con la esperanza de vernos más adelante o de continuar interactuando en este u otro espacio, pero eso será en el futuro, por ahora tengo que cerrar un ciclo, uno divertido y complicado.

Quiero dedicar este último texto a todos aquellos que han salido de mi vida, han sembrado algo en mí y nunca tuve el valor de decir adiós, por cobarde o por sentimental, porque lloro con facilidad o porque siempre me conmueve pensar en que estoy sola en el mundo y duele encariñarse con alguien a quien ya no verás más.

Quiero dedicar este último post a “abuelo”, que me cumplió el sueño de mi vida, de tenerlo cerca y que tiene el increíble talento de hacerme llorar en los momentos menos esperados, como éste por ejemplo, y agradecer a quienes me hacen mejor persona cada día #UstedesSabenQuienesSon.

Las amigas que no tengo

Nunca me he caracterizado por tener un séquito de amigas tipo Regina George…

Pero tampoco las he necesitado, no soy fan del maquillaje y las horas en el teléfono hablando de los chicos que nos gustan, eso lo decimos por whats jaja. La verdad voy a confesar mucho de lo que hacemos las mujeres entre amigas, pero advierto que no se trata de las típicas amigas que vemos en las películas de gringas lindas que sólo viven para ponerse bonitas y salir de fiesta.

Como Sofía Castro y su séquito

Como Sofía Castro y su séquito

No dudo que en México haya chicas así… pero yo no pertenezco a ese clan, yo soy más bien de las que se ríe de lo que dicen esas chavas y luego hago chistes a costa suya, es igual de cruel, pero más divertido.

Es una mentira eso de que las mujeres nos decimos todo, en realidad sólo contamos “lo importante”, a veces, cuando no sabemos qué hacer sí echamos todo el chisme y con detalle, para que la otra sólo conteste “ay amiga, pues no sé” ¬¬ eso no ayuda, pero tampoco perjudica, así de compleja es nuestra amistad.

Cuando estamos reunidas sí nos van a desconocer, hablamos de todo aquello que los hombres no se imaginan, que si el novio no se acordó del aniversario, la otra que quiere operarse las bubis, que si le gusta no se quién pero tiene novia, que si la obsesión de los hombres con los tríos y los swingers, mil historias propias y ajenas donde decimos lo que realmente pensamos sin más.

Pero como los buenos zapatos, sólo sabes que son buenos en la tempestad, las amigas, o por lo menos las mías han desmostrado serlo cuando más las necesito, cuando no sé que hacer con la ex novia psicópata de mi novio, cuando me desgarro un músculo y no puedo ni caminar o cuando tengo bronquitis y necesito que me lleven al doctor porque de plano echo un pulmón cada que toso.

Como dije al inicio, no soy de las que tiene amigas de fiesta o que ligan en los antros, soy más bien aburrida y eso me gusta, la verdad encontrar amigos en este país es difícil, nunca he estado fuera el tiempo suficiente como para entablar amistad, así que no podría compararlo bien, pero es que en México es complicado, a pesar de que se presume, aquí somos bien “cálidos” nunca sabes en quién confiar y cuando se trata de mujeres, la cosa se pone peor, tenemos un imán para contar lo que no debemos o regarla sin más.

Yo desconozco si es por educación o genética, pero las amigas con un arma de dos filos, puedes confiar ciegamente en una niña y al otro día ya le contó a todos tus secretos, aquellos que juró no decir jamás… O puedes decirle a tu nueva amiguita que tal chavo te gusta y cuando sales de tu salón se está besando con él y te mira con cara de venganza.

Eso sí es verdad, como dice el dicho: las mujeres podemos despedazarnos, pero jamás nos haremos daño,  aunque en lo último sólo aplica a veces, si la chava es tu amiga es cierto, pero si es lo contrario… lo siento. De veras que somos complejas.

En fin, escribo esto para agradecerle a todas mis amigas (incluyendo a mi mamá) que han estado para mí cuando más vulnerable me encuentro, para darme fuerza o burlarse de mí cuando hago estupideces, eso siempre ayuda. Pero sobre todo por darme segundas oportunidades que quizá no merezca y acompañarme en este viaje…

Ser mujer sale muy caro

Este mensaje va para papás (algunos que tienen puras niñas en casa), maridos y novios… 

SER MUJER SALE CARO, MUY CARO y esto no es nuestra elección, es de las cosas que simplemente son así, como que la gravedad nos atrae hacia la tierra y no al revés 😉

Cuando sales de compras te das cuenta de lo caro que sale ser mujer, a comparación de los hombres, no hay forma de reducir tu presupuesto y si quieres comprar ropa o zapatos para alguna ocasión especial es peor.

La historia comienza desde que naces, a diferencia de los niños, tú necesitas ropa, zapatos, diademas, sombreros y demás, mientras que los niños pueden sobrevivir con playera y pantalón por siempre sin que nadie los critique “siempre trae la misma ropa”.

Pero cuando creces las cosas empeoran, ahora necesitas productos de cuidado íntimo y el cabello, accesorios, más pares de zapatos, barnices, medias, ropa para hacer deporte, bolsas, cosmetiquera y mucho más. Cuando entras a una tienda te enamoras de todo aquello que puedes usar, y es inevitable llevarte algunas cosas.

Vivimos en una sociedad del consumo, que con las mujeres se ensaña, porque siempre hay una presión por verse “bien” que por consecuencia debería llevarte al sentirse bien, no siempre es así. Estamos atrapadas al grado que hay adictas (y adictos también) a las compras, algo realmente preocupante.

Los hombres se desesperan por nuestro comportamiento porque, al igual que muchas otras cosas respecto a nosotras, no lo entienden, quizá si les explicáramos un poco, entenderían por qué carajos tenemos 25 pares de zapatos y aún no hay uno con el cual combinar el vestido para la fiesta del viernes, o que no podemos llevar la misma ropa dos días seguidos y mucho menos perdonaremos que en el mismo restaurante haya otra chava con la misma blusa que nosotras.

Aquí la solución es que nosotras nos mesuremos y tomemos un curso de finanzas personales o ya jodido leamos el Pequeño Cerdo Capitalista para comprar con medida, y que los hombres abran su panorama y no piensen que con playera y pantalón podemos vivir los 365 días del año y que jamás, jamás digan “¿Para qué compran tanto si ya tienes suficiente? o ¿Para que otro si siempre traes lo mismo?

mean-girls-600x300

De compras con el novio

Hay muchos lugares que puedes compartir con tu novio y él estará gustoso de acompañarte, pero las compras no son parte de eso. Primero, porque ellos no tienen necesidad de comprar igual que nosotras, no saben nada acerca de accesorios o zapatos de temporada y ni siquiera lo necesitan, a mi me gustan más cuando conservan esa parte de su masculinidad, que cuando se arreglan y saben más de moda que yo, que no sé nada en absoluto.

11225606_831832776864172_752378282_n

Por eso ir a comprar con ellos se puede convertir en la peor experiencia para ellos, y si no tienes paciencia, también para ti. Pero ¿necesariamente debe ser así? Yo soy de las que peinan el lugar y compra a cuenta gotas, en ocasiones he llegado a salir con algo que no tenía planeado comprar, los expertos en compras aseguran que eso es lo peor que puedes hacer, pero no me importa; el problema es que justo eso molesta a mi novio, ya fuimos a todas las tiendas y quieres la sudadera que vimos en la primera y cuando llego allí, ya no me convence, el color no combina con nada, la tela es buena pero no sé si resista el uso que le daré, ya tengo una parecida o conozco a alguien con una parecida, que es peor.

11225616_831832726864177_1625892455_n

Lo que no saben es que si no te encanta en la tienda, si no te enamoras de la prenda, va a pasar seis meses en tu closet sin que la uses y terminará vistiendo  a la caridad. Algo que por supuesto representa una mala decisión para las mujeres. Ésa es la verdadera razón de revisar las cosas una y otra vez, pero como en todo, siempre  puedes caer en manos de una vendedora hostigosa o las ofertas falsas, algo que dificulta aún más mas la misión, porque ya no escoges lo que a ti te gusta, sino lo que acaba de llegar a la tienda, lo que más se ha vendido o ya de plano lo que la vendedora no puede comprarse pero le gusta muchísimo.

ir de compras no es un paseo

Muchas van a los aparadores como si fuera el zoológico, “sólo a ver” pero esa es una mentira, ir a un centro comercial lleva un mensaje oculto y es comprar, aunque digas sólo quiero ver precios porque no traigo dinero, en realidad quieres comprar “algo” pero no sabes en realidad qué y esperas verlo para decir “es justo lo que andaba buscando”. Pero cuando sales así y regresas a tu casa, generalmente son cosas que no necesitas, así que evítalo, te lo dice alguien que lo vivió varias veces.

MeanGirls2

si lo ves, cómetelo

Igual que el comercial de chocorroles (espero no confundir el nombre, no me gustan esos panecillos) si ves algo que te fascina… CÓMPRALO. Por dios santo sólo llévalo, porque si dices “cuando regresemos” “voy y regreso” nunca volverás por ese camino, ya no va a dar tiempo o te gastarás el dinero en otra cosa y no vas a comprar lo primero de lo que te habías enamorado; y no hay peor sensación en el mundo que cuando te ganan la última prenda que te había fascinado.

Chicos comprendan que nosotras nos levantamos todos los días más temprano que ustedes para encontrar algo lindo qué vestir, combinarlo con unos lindos y cómodos zapatos (cómodos en la medida de lo posible) y los accesorios necesarios, invertimos en nuestro aspecto lo que ustedes invierten en comer, bañarse y arreglarse  juntos.

Entiendo la queja eterna de que decimos estar listas pero todavía no encontramos la bolsa o la chamarra y es cierta, hasta a mí me ha sucedido, igual convivo con mujeres y es súper aburrido esperar a que esté lista y nada más no termina, cinco minutos terminan siendo hora y media. Pero de veras es muy frustrante cuando te levantas y tu cabello se manda solo, estropeaste el barniz de tus uñas o tienes un maldito barro en la nariz.

Así que por favor entiendan que no es payasada, no perdemos el tiempo, bueno a veces sí pero cuando ustedes ya están allí para irnos a la fiesta o al cine y no estamos listas, entramos en pánico y cualquier cosa puede pasar… Igual y hasta podrían salir ganando.

587d4c8cf319adb6dcee62f6aebffaf2

El maldito cólico

Tengo una enorme lista de cosas que me cagan, pero en primerísimo lugar está el cólico, siempre sobre las filas, los zapatos apretados y los pendejos. Es algo que nunca he podido explicar del todo, creo que ni yo ni nadie, pero esta vez me voy a sentar plácidamente en mi oficina desordenada y pondré todo mi empeño para que tú, caballero confundido entiendas el INFIERNO que implica tener cólicos.

Primero, es un dolor que comienza como una amenaza punzante en tu vientre y puedes vivir con ello, puedes seguir con tu día, pero cuando menos lo piensas, cuando menos lo esperas, viene una cuchillada tan fuerte que podría hacer que te dobles a la mitad, pero como estás en medio de un lugar público y no quieres que NADIE se entere de tu condición disimulas, pero por supuesto es cuando viene el impertinente a preguntarte cosas del trabajo final y obviamente le contestas terrible, sólo quieres que te deje en paz para poder concentrarte en mantener la calma.

sin_1

Lo peor es cuando te gritan o te jalan, sientes que una parte de ti se desprende del resto de tu cuerpo, así que reacciones con más violencia de la necesaria, en realidad todo hace que el dolor aumente, los ruidos, los movimientos repentinos y hasta la brisa hace que te duela con mayor intensidad. De un momento a otro ya no sabes qué te duele más, porque todo se vuelve como opaco, como que deja de tener colores, olores y sensaciones, entonces te vuelves un zombie que sólo quiere retorcerse de dolor.

portada

Muchas veces hasta nos dan náuseas o dolor de cabeza, es horrible, sólo se lo deseo a las vendedoras que no te atienden de buena gana, no es cierto si es muy feo. Pero la aventura no termina allí, sino que  generalmente te dan unos bajones bien feos, primero quieres llorar y basta con que tu novio no escuche cuando le susurraste (hablamos más bajo de lo normal) para desatar un llanto incontrolable, sólo tienes ganas de seguir llorando por horas, en ese instante todos los momentos de tu vida hacen fila en tu cerebro para tener más y más material para berrear, y en cuanto termines te rías estúpidamente de lo que hiciste, porque además, viene el segundo trauma, tienes los malditos ojos hinchados y eso hará que todo ser viviente que se te cruce en el camino, te pregunte: “¿Lloraste?” -No cabrón- Y vuelves a llorar porque te acuerdas, es un laberinto sin fin.

lloro

Cuando las cosas se ponen realmente mal, hasta ahora hemos descrito el padecimiento leve, te puede dar vómito, fiebre o hasta desmayos, no debe ser frecuente o entonces sí estás en un problema, pero mis verdaderas condolencias para aquellos que conviven con la princesa vuelta fiera: llámese novio, mamá, hermanos.

Así lo ven ellos:

En palabras de un hombre, lo primero que experimentan es CONFUSIÓN, impotencia y coraje, para terminar con compadecer a la chica que tienen al lado, pues al no entender y no tener forma de arreglarlo, sólo se alejan, eso no siempre es lo que nosotras queremos, pero no les queda otra, la verdad los entiendo.

Aquí unas declaraciones de nuestros amigos, hombres, si ustedes tienen una opinión al respecto compartan conmigo su postura, no los juzgaremos, lo prometo.

  • Me quedo cabeza abajo, trato de no decir nada malo ni hacer nada malo tampoco, y lo que vaya a hacer o decir, lo pienso muy bien. Le doy su espacio y en cualquier momento en el que no esté loca, huyo, aprovecho para huir lo antes posible. Chico de 18 años acerca de su novia.
  • Primero le pregunto si está bien, digo “ay amor” y me quedo quieto y entro en otro estado de sigilo y una armadura de “no es personal” y ella al ver mi cara de preocupación como que se relaja. Me ofrezco para ir por una pastilla y que se le quite lo antes posible y me mentalizo a que eso va a durar 7 días. Chico de 28 años, acerca de su novia.
  • Me voy lejos, pero primero me aseguro de que tenga cerca sus medicamentos, la fruta o la comida que acostumbra en esos días y me tranquilizo para no tener pleitos. Hago todo lo de la casa, si está triste le llevo chocolate, helado y la dejo acostada todo el día. Si me manda de compras…. no sé qué comprar exactamente, marcas, tamaños o colores… así que llevo de todo y espero atinarle en algo. Chico de 34, acerca de su esposa.

Chicas, valoren a sus novios, pero si se portan mal tienen 7 días para hacerlos como quieran jajaja 😉 y niños por favor entiendan que no es personal, este es el precio de tener novia, amiga, hermana o hasta mamá,  y si ya no lo sufren, una de dos, ya están mayorcitas o mejor compren una cuna…

Organízate

Sueño con una oficina organizada y todo en orden, pero no es más que un sueño, idílico y fugaz. No importa cuánto tiempo pase acomodando hasta la última hoja de papel, en el primer movimiento todo volverá a ser una montaña de cuadernos, plumas y libros.

No debes ser un experto en decoración de interiores ni nada por el estilo, pero nunca está de más pensar cómo darle tu toque a un espacio, desde los detalles más pequeños hasta cambiar por completo la arquitectura darán una nueva impresión del lugar donde te encuentras, en una de esas y hasta te inspiras más.

Hay muchas cosas que me gustaría poner en mi estudio para que se vea cool, pero generalmente carecen de funcionalidad o son de puro adorno, por eso yo a la antigüita, una mesa, una lámpara y miles de hojas blancas, eso sí un cesto de basura cerca por si de plano se me bota la canica.

Y como sé que es difícil pensar cómo acomodar ese bonche de cosas (libros, plumas, colores, pasadores, gomas, hojas, cuadernos y un laaaargo etcétera) te presento mi galería personal, ninguna es mi oficina (jaja), pero he tomado algunas ideas de aquí. Recuerda mantenerlo simple y funcional para ti, en realidad eres tú quien trabaja allí y si tu estás cómodo con tu desorden, no hay por qué modificarlo, pero si por el contrario ya empiezas a perder cosas importantes, encuentras hasta calzones tendidos en la lámpara, algo anda mal, así que mejor échale un ojo a esta galería y piensa qué podría adaptarse a tu espacio:

I AM THE DANGER

Dentro de las cosas que odio están los fucking equipos, siempre hay lastres que no respiraron bien al nacer y hubieran hecho mejor en quedarse dormiditos en sus casas, que venir al escuela a joderte el día y el trabajo. Pero no vine a escribir de equipos (alguien ya me ganó el tema y me quitó las palabras de la boca).

Hablemos, filosofemos sobre lo difícil que es aceptar errores y es que hoy me di cuenta que muchos primero muertos que decirte: Tu trabajo es una mierda total. Piensan que el trabajo en equipo consiste en que todos estemos de acuerdo en entregar puro producto de la mediocridad. Si dices la verdad sobre algo, aunque la adornes con palabras dulces, eres un hijo del mal heredero del diablo que no merece ser aceptado en sociedad ni vivir en paz, bueno, quizá exagero pero la neta si te segregan bien gacho.

Todos dicen que siempre es mejor decir la verdad pero no es cierto, a la gente le gustan las mentiras, las grandes y las pequeñas, las “piadosas” y las cizañosas. Simplemente les gustan, si les dices que algo está mal luego luego ponen cara y se cierran. Yo no sé a qué se deba y no espero entenderlo nunca, pero nadie lo hace con el afán de lastimar, por lo menos no en el ámbito laboral o escolar. Pero todo se lo toman muy personal.

Aunque la neta está de hueva andar todo el tiempo pensando qué y cómo decir algo, no vaya a ser que el nene llore. ¿Cuándo vamos a madurar y aguantar el rigor? ¿Cuánto tiempo vamos a pasar echándole la culpa a la computadora, a los maestros, al sistema y el desgraciado gobierno?

Hice esta entrada porque dicen que escribir libera y yo quiero encontrar respuestas, ¿qué pinches hago cuando tienes que lidiar con personas que no aguantan un soplido porque ya se ofenden y te tachan de gandalla?

La-transformacion-de-Walter-Wh_54379328493_54028874188_960_639A lo mejor sólo les das el avión, pero cuando su estupidez te afecta… ¿Qué? ¿De plano lo dejas pasar? Yo creo que no, mas bien pienso que en algún punto a todos nos pasa como a Walter White en Breaking Bad, eres paciente y amable el tiempo suficiente para convertirte en un cabrón que no deja que lo mangoneen, todos queremos tener la sartén por el mango como dicen las abuelitas, pero a nadie le gusta que lo presionen o lo exhiban, eso o entiendo pero si no te gusta, pues fácil, ponte las pilas y no me molestes para que no tenga que decirte la verdad o una mala mentira.

Sinceramente no creo que yo pueda cambiar algo, no creo ser la primera con este problema, y por eso, sólo escribo esto como una advertencia aquellos incautos que quieran trabajar conmigo, entablar amistad o simplemente cruzarse en mi camino, yo ya me transformé y no pienso fingir más.

I AM NOT IN DANGER, I AM THE DANGER

keep-calm-i-am-the-danger

Vamos al cine

El cine no pasa de moda, muchos fatalistas dicen que ya está a punto de morir porque ahora todas las películas que quieras están en internet o puedes verlas en casa, pero yo no lo creo, es una falacia. Todos vamos de vez en cuando al cine, siempre es de las primeras opciones cuando quieres salir con alguien (seguro por lo oscuro cochinotes).

Pero la verdad no siempre son LA opción, hay de todo y tu experiencia siempre depende del destino, porque sin importar la cadena de cine, el horario, lugar o película, pueden pasar muchas cosas, desde eructos, hasta propuestas de matrimonio.

 Hay muchas experiencias horribles que te pueden suceder en el cine y es que se trata de toda un suceso, porque ir a ver una película involucra convivir con otras ochenta y tantas personas y compartir el espacio, el aire y LA ATMÓSFERA.

el preámbulo

Lo que mas me choca es hacer fila para todo, primero los boletos, donde la chica del mostrador te dice todo tan rápido que ni entiendes, generalmente cuando a mí me pregunta: “¿Para qué función?” Ya ni sé qué película quería ver… Es muy vergonzoso.

Después una fila inmensa para las palomitas, porque la tradición de comer en el cine nunca se acaba, no importa si llegas cinco minutos  o una hora antes de la función, siempre habrá la misma cantidad de gente en la fila, además es un pedo cargar la charola, las palomitas SIEMPRE se caen, es un crimen, en esas palomitas que se caen del recipiente cuando quieres ponerlo sobre tu charola, seguro después se las venden al siguiente.

Homero con sus palomitas...

Yo cuando voy a cine…

dos horas de tortura

Cuando al fin llegas a la sala, antes debías elegir tu asiento favorito o correr para que el otro cliente, que había visto el mismo espacio que tú, no te lo ganara. Ahora con el ineficiente sistema de enumerar cada asiento, vas buscando tu lugar viendo fila por fila en medio de la oscuridad, llegas con miles de trabajos sin pisar a nadie y te topas con que ya hay alguien ocupando tu lugar, alguien a quien pides que se mueva y sólo te responde: “¿De veras te quieres sentar aquí? ¿Qué te parece si mejor te sientas dos lugares más allá y si llega el ocupan de de ahí me quito?… ” Yo sólo quiero responder que no me chingue

No hay manera de que te escapes, durante la película, no falta al que le suena el celular y contesta: “¿Qué pasó? Estoy en el cine… estoy en el cine, al rato te hablo, si, estoy en el cine.” Pero para cuando cuelga ya perdiste el hilo de la escena o hasta de toda la película.

Cine

Nunca te escapas

Pero también está el que viene con su grupo de amigos, generalmente son adolescentes y se la pasan gritando, bromeando y riendo en los momentos menos apropiados. No quiero sonar amargada pero es bastante desagradable.

Nunca han salido solos y lo demuestran ¬¬

 Pero la neta sin importar cuán molesto sea, siempre regresas. Con el novio, las amigas o hasta tu familia. Así que por favor si entras en este grupo de gente molesta en el cine, evita sentarte a mi lado Porque ya me cansé de ser amable 😉

Quiero unas bubis de plástico

La moda de las bubis esta en su mero apogeo, las vemos por todos lados: las actrices, cantantes, modelos, etc. Además parece que los hombres tienen imantados los ojos hacia el escote de las chicas voluptuosas.

Pero esta fiebre por las bubis se ha vuelto un peligro, pues en la actualidad, las chichis de tus sueños están al alcance de un bisturí. Los hombres se preguntan de dónde viene nuestra obsesión por tener un escote atractivo, pero muchos de ellos (no quiero generalizar) ven los senos femeninos como un punto de crucial atención al momento de ligar. Yo he tenido este debate muchas veces, con hombres y mujeres. Pero siempre se llega a la misma conclusión, que si hay que aceptarnos tal como somos, que los riesgos a la salud, que los médicos charlatanes y una larga lista de desventajas.

Pero por el otro lado está la presión social para ser como todos tenemos en mente, debería lucir una chica “bella, sexy y femenina“, sin importar cuantas mujeres digan que su apariencia no importa… ¡MIENTEN!

Actriz de The Walking Dead en una sesión de fotos para una revista

Actriz de The Walking Dead en una sesión de fotos para una revista

Justo porque  gran parte de esta tendencia viene del bombardeo de imágenes e “iconos de la belleza contemporáneos”, personas como Kim Kardashian, Jen Selter, Sofía Vergara o Scarlett Johanson, están en todas partes para hacernos sentir deformes si no te pareces en algo a ellas y su clan.

Así que si no tienes un escote notable, simplemente te quedas fuera y no hay nada peor que no pertenecer… Ése es el secreto chicos, yo misma me he visto manipulada de vez en cuando por esta modita, pero si lo meditas por un momento te das cuenta que deseas hacer ese cambio por presión que nada tiene que ver con lo que tu quieres en realidad, y es que si se pusiera de moda no tener, nosotras haríamos que las chicas con bubi prominente, se las quitaran o las ocultaran, porque eso es lo “normal“.

No tiene ninguna lógica cuando lo piensas, pero mientras ahí nos tienen inventando mil y un trucos para que se vean mejor, para que crezcan, se acomoden o cuanta cosa encuentres en las tiendas de ropa para hacer lucir esta parte de tu cuerpo, pero debemos tomar en cuenta que eso nunca va a funcionar, tan simple como que hay mujeres con manos grandes y pequeñas, el disimule esta bueno, pero la realidad siempre predomina.

article-0-13D07805000005DC-33_634x858

Como las adolescentes, Katy Perry recurre al papel higiénico para rellenar espacios vacíos

si no es una… es otra

Sin embargo las bubis no son el único trauma de las chicas de mi edad, viene otro que está pegando igual de fuerte: Las pompas… Ocurre el mismo fenómeno, inducido por la idea de que un buen trasero trae conlleva belleza, feminidad y hasta éxito, muchas mujeres están traumadas al respecto, en parte por la presión social y en parte por la reacción que provoca en los chicos, incluso hay cuentas de instagram que se dedican a presumir las fotos con los traseros más grandes, otra prueba está en el ya famoso lunes de mallitas del Sopitas.

En fin, yo creo que buscar vernos bien es lo mejor que podemos hacer por nosotras, repito, por nosotras. Cambiar por agradarle o gustarle a los demás no es la solución, puede llevarnos a caminos peligrosos como la vigorexia o las cirugías estéticas y todo por una moda que en unos años cambiará para obligarnos a hacer justo lo contrario de hoy.

Yo igual me siento confundida a veces, al grado de que ya no sé si soy yo la que quiere verse de tal o cual forma o el séquito de E! pero no importa, para consolarme siempre pienso que sólo es cuestión de tiempo para que la tendencia cambie y las bubis pequeñas estén a la moda, y entonces seré el hit 😉

Famosa por su tono de piel y cabello, no presume mucho sus escotes

Famosa por su tono de piel y cabello, no presume mucho sus escotes

Natalie es imagen de varias marcas y tampoco tiene mucha pechonalidad, aún hay esperanza ;)

Natalie es imagen de varias marcas y tampoco tiene mucha pechonalidad, aún hay esperanza 😉